Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

Huevos "Pitas Pitas" los más famosos de Colmenar

Ayuntamiento de Colmenar  • ayuntamiento@colmenar.es  • 952 730 000
Menú
Ayuntamiento de Colmenar
Ayuntamiento de Colmenar  • ayuntamiento@colmenar.es  • 952 730 000

Galerías


Huevos "Pitas Pitas" los más famosos de Colmenar

Vamos a repasar la historia de una empresa que se instaló en Colmenar hace unos años, y de la que quizá no muchos sepan hasta dónde llega esta marca o los años de tradición que la misma tiene a su espalda, aún siendo de reciente creación, en concreto, del año 1.995. Ese año, once de los principales productores de huevos de España decidieron unirse bajo una misma marca comercial: PITAS PITAS. De la mano de Don Rubén Iglesias, Responsable de la Delegación de esta marca en Andalucía, vamos a ver la historia de Pitas Pitas y la razón por la cual, este Leonés, recaló en Colmenar.Muy cerca de la nave que Pitas Pitas tiene en nuestro pueblo, en el Polígono Industrial Virgen de La Candelaria, comemos junto a Rubén, quien nos habla de esta empresa que en algo más de una década, se ha fortalecido como grupo y se ha convertido en el principal proveedor de huevo fresco en la gran distribución, llegando a adquirir la marca gran notoriedad entre el público antaño no marquista, mientras la compañía se convertía en uno de los envasadores de las principales marcas de distribución que operan en el mercado nacional. Actualmente, PITAS PITAS cuenta con siete empresas: JAMALOA, SAN DONATO, AVICULTORES DEL CENTRO, AVÍCOLA GORROTXATEGI, RUALMAR, PROCOBER y PROAVAL. Rubén nos señala Rualmar, que es la marca de la que es propietario junto a su hermano en León, y que una de las premisas que tiene PITAS PITAS es de admitir únicamente a empresas que sean productoras para ser socias, aunque no lo es él, siendo la excepción en la marca. Su responsabilidad es la de comercializar el producto. La unión hace la fuerza, eso podríamos decir en este caso, ya que la comercialización de este producto se enfrentaba en ocasiones en las diversas comunidades españolas, ya que como Rubén nos señala, él ofrecía su marca en León, y sus actuales socios lo hacían en Madrid, en Barcelona, etc., y actualmente, una empresa pequeña no hace nada ante una gran superficie. A raíz de este problema y conociéndose todas las empresas a través de una sociedad de la que formaban parte todos en Madrid: “Huevos Frescos”, que se dedicaba a exportar excedentes. De los primeros contactos surgió la idea de formar la empresa, a la que se sumaron en total catorce empresas, pero controles internos de calidad e ideales de trabajo, hicieron que cuatro de ellos tuvieran que salir de la marca. Como anécdota, una de estas empresas fotocopiaba la etiqueta de control del producto, algo factible, pero el problema era que las fotocopias las hizo con la fecha de caducidad ya impresa, por lo que llegó el momento en el que se vendían los huevos con fechas de caducidad ya cumplidas, aún siendo el huevo fresco. Sobre este aspecto, Rubén nos cuenta que el huevo tiene una caducidad de 28 días, y que el proceso que siguen los huevos de PITAS PITAS es el siguiente: una vez puestos por las gallinas, entre las 5:00 y 10:00 de la mañana, automáticamente son recogidas por unas cintas y empaquetadas, para enviarlas posteriormente a Madrid. Allí, una vez llegan los huevos, se introducen en las máquinas que los fecharán y empaquetarán por tamaños, de forma totalmente automatizada, y al ser empaquetadas en el mismo día de la puesta, son fechadas PITAS PITAS tiene un control de calidad propio, apostando por cuidar al máximo la calidad de sus productos. Tras más de diez años, a día de hoy puede presumir de disponer de los centros de clasificación y envasado más preparado del sector. Desde los autocontroles sobre los productos hasta las implantaciones de planes APPCC, certificaciones de producto, como la IFS, cursos de formación de manipuladores, aplicación de sistemas de trazabilidad, etc. Nos presenta Rubén un ejemplo del control de calidad de PITAS PITAS, que consiste en una persona de la empresa que visita ocasionalmente y sin previo aviso los centros donde se vende la marca, haciendo controles exhaustivos: formato, etiquetas, productos, etc., e informando directamente a los responsables de las Delegaciones de cualquier anomalía que encontrara en su visita. También señala que las certificaciones de IFS son utilizadas por la gran mayoría de grandes superficies, que significa estar bajo un control exhaustivo sobre los productos de la marca. La posibilidad de que PITAS PITAS llegara a Málaga se presentó, como nos recuerda Rubén, en un Consejo de la empresa, que realizan cada mes y medio aproximadamente, donde comprueban la gestión y venta de productos y preparan la política a seguir: precios, ofertas, etc. En esta cita, se comunicó que la Delegación de Andalucía se cerraba porque no era rentable. Ésta fue la ocasión que Rubén, hombre emprendedor como se considera, tuvo para iniciar un proyecto ambicioso, representar la Delegación de PITAS PITAS en Andalucía, tomando como sede Málaga. De esta forma, él es el responsable de esta sede, dejando a su hermano con la gestión de la empresa en León. Rubén bajó a Andalucía sólo con un vehículo, ampliando progresivamente su flota, llegando a contar actualmente con cinco camiones de reparto. Se instaló en un principio en el Rincón de la Victoria, durante tres años, donde alquiló un local que pronto se quedaría pequeño. Comenzó a buscar una nueva ubicación para la marca, y encontró un polígono en Cajiz, aunque al comenzar la urbanización del mismo pudo comprobar que tendría problemas al recibir los grandes camiones de la empresa. Posteriormente, en Vélez - Málaga logró encontrar una finca que, tras un año de trámite, no llegó a nada. De ahí, pasó por Casabermeja, aunque no le agradó lo que encontró, y finalmente llegó a Colmenar, donde pudo contactar con el Alcalde de la localidad, Pedro Fernández, quien le ayudó a encontrar una parcela para que PITAS PITAS construyera su nave de distribución. Como dice Rubén, desde entonces se sienta muy a gusto en Colmenar, tiene su propia vivienda y ha aumentado la familia, naciendo su hijo ya cuando se encontraba vivienda en nuestro pueblo. Sus previsiones para el futuro son construir una granja ecológica en Colmenar, y en este paso se encuentra inmerso, habiendo localizado ya una finca y teniendo presentado un proyecto a la Junta de Andalucía para conseguir una subvención para iniciarlo, que se convertiría en el productor de huevos ecológicos para toda España. Recuerda Rubén que la primera granja de gallinas camperas la construyó él en León hace trece años, comenzando con 500 gallinas sueltas por el campo y con la recogida a mano de los huevos; actualmente cuentan con 40.000 gallinas, repartidas en tres centros, contando sólo uno de ellos con 20.000 gallinas. La recogida de los huevos son ya de forma totalmente mecanizada y con sistemas automatizados que, con gran efectividad y velocidad, reparten en las cajas los huevos diferenciándolos por su peso.
PITAS PITAS2