Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Semana Santa

Ayuntamiento de Colmenar  • ayuntamiento@colmenar.es  • 952 730 000
Menú
Ayuntamiento de Colmenar
Ayuntamiento de Colmenar  • ayuntamiento@colmenar.es  • 952 730 000

Semana Santa

DESCARGAR PROGRAMA
VISITE TAMBIÉN NUESTRO BLOG

“Aún recuerdo mi primer contacto o mejor dicho el momento en el que empecé a ser
consciente de quien es Jesús, quien es la Virgen María, quien es Dios. Fue precisamente
en una Semana Santa, no recuerdo exactamente el año, en la que mi madre, como casi
siempre, iba acompañando a las imágenes alumbrando. Yo iba con ella, y en un momento
de la procesión, recuerdo que fue en la plaza de la Iglesia, me fijé en que la Virgen estaba
llorando, entonces dije a mi madre:
Una vez mantenida esta conversación inundaron mi mente infantil, una serie de
dudas y pensamientos, como por ejemplo, qué significaba salvar a los hombres, que era
normal que la Virgen tuviese esa pena tan grande, iban a crucificar a su hijo, imaginaba
que si a mí me hubiese pasado algo mi madre también lloraría.
Todo esto me hizo reflexionar y aumentó mi curiosidad sobre la vida de Jesucristo.
Llegó el momento de hacer la comunión y al igual que ahora, también teníamos que
asistir a los cursos de preparación para recibir el cuerpo y la sangre de Cristo, “la
catequesis”. En este momento empecé a entender mejor esa conversación en el viernes santo
de algunos años atrás.
Todo esto sirvió para que en mis años de catequista pudiese transmitir todos esos
conocimientos a los niños a los que yo preparaba para recibir su primera comunión.
Cuando reflexiono sobre la vida y obra de Jesús, veo el reflejo de lo que podría ser la
vida de cualquiera de nosotros, y me hace ver que hay que crecerse ante la adversidad,
ante las dificultades que se van planteando, y, que nunca hay que darlo todo por perdido,
esa es mi fe, creer en Él, apoyarme en Él siempre y pedirle que me siga dando fuerzas,
igual que Él las tuvo en todo momento, para poder afrontar ese camino de rosas, a veces
con espinas, que es la vida.”.

 Fragmento del XIV Pregón de Semana Santa, celebrado en la Iglesia
Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción.
Colmenar, 7 de Marzo de 2.008, a cargo de
Doña Luisa Aguilar Hazañas.

¿Por qué llora la Virgen? - ella me respondió.Porque van a crucificar a su hijo. - y le pregunté.¿Y lo van a crucificar porque es malo? - ella me dijoNo, es porque Él dio su vida para salvar a los hombres.-

Destacados